Archivo de la categoría: Uncategorized

24 05 31 Zaragoza, Hna Teresa Margarita, Una fecha para recordar y agradecer: 28 de Mayo de 1624

            A nuestras queridas hermanas de la Federación:

            Ayer celebramos un día grande de Acción de Gracias al Señor por los cuatro siglos de vida de la comunidad de Santa Teresa.

Nuestras fundadoras venidas del convento de Santa Ana de Tarazona supieron poner sólidos fundamentos, para que nosotras, las ocho hermanas supervivientes cerráramos una bonita y fecunda historia de la comunidad. Y aunque digo, “cerráramos”, la comunidad no se ha roto, se ha trasladado, ya que todas juntas formamos hoy esta comunidad de San José y Santa Teresa.

            Nuestro fundador, Diego Fecet, buen cristiano, notario de Zaragoza, muy adinerado y gran limosnero, por un favor recibido de la Santa Madre, cuya reliquia llevaba siempre con él, regalo de la madre priora de este monasterio de San José, quiso en agradecimiento fundar otro monasterio dedicado a la Santa Madre. Por eso la comunidad de Santa Teresa está ligada desde hace cuatro siglos a la comunidad de San José, el deseo del Diego Fecet era que las fundadoras del nuevo convento salieran de aquí, la priora, Madre Feliciana y dos hermanas más. Por los avatares de la historia no pudo ser. Hemos vuelto donde nacimos, en San José, donde una fusión ha unido a las dos comunidades.

¿Cómo lo celebramos? Con un sincero agradecimiento a la hermana Dominica y a todas las hermanas. No esperábamos un día tan festivo, alegre, todas muy contentas de participar en nuestra fiesta.

            En la “despertada” o diana, las hermanas que madrugamos, cantamos lo que cantábamos para despertar nosotras el día de la Santa Madre, fue una sorpresa.

            La Eucaristía la celebró nuestro antiguo capellán, D. Ángel. La Misa votiva de la Santa Madre, los cantos todos teresianos. La sacristana, hna. Rocío, puso todo lo mejor que trajimos para una celebración de fiesta. Hna. Magdalena, con seguridad y buena voz leyó las preces. Una auténtica Acción de Gracias por todo lo que el Señor ha hecho con nosotras.

            Después, ¡vaya desayuno! Chocolate con churros, jamón y café con leche, amenizado como suele pasar hablando con alegría todas a la vez.

            El menú de solemnidad, ¡cómo trabajaron las hermanas!, merecieron un aplauso. Pero antes…el aperitivo. Las hermanas Mª Isabel, Rocío y María, vestidas de época, nos recordaron los inicios de la fundación. Entre risas y aplausos diálogo de Diego Fecet con la Madre Feliciana, y la primera aspirante a la comunidad. Lástima de foto… no caímos en ello. El guión por Mª Isabel con su buena memoria nos trasladó al siglo XVII. Ella, Isabel era la joven que quería entrar. Rocío, Don Diego, como un apuesto caballero, y María, con toca y velo bien recios representaba a la Madre Feliciana.

            Como veis la fiesta completa, con merienda y helado. Nos mostraron todas un gran cariño al recordar esta fecha. Queremos repetir a las hermanas nuestro agradecimiento.

            Dejamos ya el siglo XVII. Estamos en el 2024. Nuestra fusión se va poco a poco consolidando con el esfuerzo de todas. Va naciendo la confianza, al conocernos un poco más, muriendo también un poco más a nosotras mismas para el bien de la única comunidad de San José y Santa Teresa.

            Ahora le toca vivir el sacrificio a Godelleta. Tened ánimo. Encontraréis, como nosotras, hermanas para seguir viviendo nuestra entrega y nuestro carisma. Dejamos la “casa”, ayer nos lo decía el Evangelio, pero la recompensa es segura.

Recibid el cariño de vuestras hermanas. Un abrazo fuerte y seguid acompañándonos con vuestra oración.        

24 05 18 ZARAGOZA, Hna Dominica, Crónica.

Queridas hermanas de la Federación:

Hace mucho tiempo que quería compartir con vosotras y hacernos presentes en nuestra nueva andadura como monasterio de S. José y Sta. Teresa desde agosto de 2022.

Ya conocéis un poco como llegamos a esta fusión por alguna pequeña crónica que os hemos enviado; pero ahora retomamos la comunicación y os compartimos como vamos viviendo esta nueva etapa de la comunidad.

Sabemos que nos acompañáis en en nuestro camino y oráis por nosotras.

La oración es siempre fecunda cuando nace del amor entre hermanas que viven la misma vocación y caminan hacia una misma meta ¡GRACIAS!

La vida sigue y es ahí donde se va fraguando nuestro caminar y nuestra llamada a ser tales como nos quería la Sta. Madre. Es en todos los acontecimientos vividos en fe la confianza en el Señor que nos acompaña siempre, donde podemos agradecer su llamada y responder con nuestro sí a su seguimiento en cada acontecer de cada día.

El tiempo “vuela “y es así. Ya llevamos desde agosto del 22 a hasta ahora, haciendo una fusión de corazones y de esperanzas. El primer año se pasó conociendo la casa, amoldando horarios y otras cosas. Ahora en este segundo año nos vamos conociendo y entrando más profundamente en la “Espesura” de la fraternidad y comunión de corazones. Así es como queremos responder al deseo ultimo de Jesús “Padre que sean UNO, como Nosotros somos UNO, para que el mundo crea.”

Cuanto vivimos y hacemos, repercute en nuestro entorno cercano y también en la iglesia y el mundo; esa mirada de fe, nos alienta y fortalece cada día, sabiendo bien por experiencia “Que, sin Mí, no podéis hacer nada”.

Ahora os contamos acontecimientos vividos estos casi dos años y que hace que nuestra vida -aparte del trabajo interior y de fraternidad, sea muy movida, sin peligro de aburrimiento.

Damos gracias a Señor por el cariño y atención de nuestro obispo y Pastor D. Carlos Escribano, que desde el principio nos alentó y animó con su palabra a vivir este acontecimiento desde una fe viva y agradecida como un don, una gracia, una llamada para cada una y la comunidad a ser para la Diócesis y la Iglesia presencia viva de oración contemplativa, de comunión y testimonio.

Varias veces ha venido a celebrar con nosotras la Eucaristía en solemnidades como S. José y S. teresa…  y a compartir luego con la comunidad en sencillez y confianza.

La ultima visita fue en marzo pasado. Nos recuerda siempre lo mismo:  No perder el frescor de la primera llamada a ser una comunidad y dar ese testimonio … pero esta vez, nos animó a hacer un tiempo de discernimiento del camino recorrido, para retomar el futuro con más ánimo y esperanza. Pues como nos dijo” Después de un tiempo hay la tentación de volver los ojos a las cebollas y pepinos de Egipto, perdiendo la fuerza de la primera gracia, de la llamada – respuesta, y ver la vida desde las situaciones que nos van surgiendo y que nos pueden quitar la alegría del primer impulso de las gracias recibidas.”

Animadas por este deseo, hicimos en esta Pascua 3 días de encuentro comunitario de oración y compartiendo algunas preguntas sobre como habíamos vivido el proceso de la fusión, personal y comunitariamente y que debemos mejorar, o aportar cada una para seguir esta llamada y dar mejor fruto.

Ha sido muy enriquecedor y damos gracias a Dios por estos 3 días de “Conversación en el Espíritu» que nos han enriquecido a todas; Nos hemos conocido mejor, y nos ha animado a ir “de bien en mejor» en nuestro camino como comunidad de hermanas de S. José y S. Teresa.  Terminamos con un merienda- cena allí mismo donde teníamos los encuentros alrededor de la misma mesa. Un momento lleno de alegría, y de fraternidad.

Hemos sentido el paso del Señor. Ha sido nuestra Pascua y ahora queremos mantenerlo vivo cada día con la ayuda del Espíritu Santo.

Esto en cuanto a lo más principal y que da sentido a todo lo demás.

Luego vienen los acontecimientos de esta vida terrena y que no podemos ignorar, porque es ahí donde se fragua la vedad de nuestra entrega.

——————————————————————————————

Los primero y más bonito, son tantas fiestas de cumpleaños, de solemnidades, de acontecimientos… Y de lo que damos muchas gracias al Señor, es que podemos estar todas juntas; las hermanas, aunque con algunas limitaciones, acuden a todo, tanto al coro, trabajo y demás actos de comunidad. El ultimo acontecimiento más grande ha sido las bodas de oro de nuestra hermana M.ª Raquel, que las celebramos por todo lo alto el segundo domingo de Pascua, Domingo de la Divina Misericordia. Todo fue una sorpresa para ella. Quiso celebrarlas en intimidad en su fecha del 3 de marzo; ya no esperaba nada más, y he ahí desde sospesa tras sorpresa, va viviendo este acontecimiento con la alegría y acción de gracias que es lo personal de ella.

La Eucaristía con amigos de la comunidad y fieles de todos los domingos… fiesta de comunidad… y regalos, muchos regalos de la federación y de los amigos del monasterio. Ha sido un gozo muy grande para ella y para todas y damos gracias con ella a Jesús y a todos los que habéis contribuido. ¡GRACIAS!

Otro acontecimiento un poco mas ruidoso y largo, ha sido las obras de la Avda. Cataluña. 14 meses de polvo, excavadoras, tractores y embotellamientos- pues no se cortó la circulación, sino que hicieron una vía y luego la otra.

Nuestra acera era la más afectada por las obras, pue colocaban por allí los suministros de agua, desagües y todo lo demás y teníamos que vigilar que no nos hicieran perjuicio en el monasterio. Las excavadoras nos estropearon la tapia, nos dejaron varias veces días enteros incomunicadas; los suministros, correo, visitas. Toda una odisea que había que solucionar en cada momento lo mejor que podíamos, procurando no perder la paz ¡y la vigilancia!

Como nota mas curiosa, fue cuando unos de los primeros días de la obra, al comienzo de la Eucaristía (8,30) comenzó un ruido enorme y a temblar toda la iglesia, especialmente el torreón del Presbiterio. Las personas allí reunidas, salieron corriendo a la calle, creyendo se caía todo… ¿Que había PASADO? Pues que empezó una excavadora enorme a trabajar allí mismo para hacer la zanja … luego los demás días pedimos y lo hicieron, de empezar después de la Misa. Como la tapia se estropeó, grandes fueron los tramites que hubo que hacer para que nos lo pagara el ayuntamiento… Cuando entraban a ver los desperfectos, se quedabas maravillados de ese espacio verde de paz y tranquilidad en el convento…y decía el jefe de obras que se convirtió en nuestro mejor amigo y aliado: “Aquí me venía yo a vivir un año entero…”

Pero gracias a Dios, salimos de todo, y el 2 de febrero pasado, vino la alcaldesa a inaugurar las Avda., Cataluña que ha quedado muy hermosa, con amplias aceras, sus jardincitos, bancos y farolas y el conventito favorecido, como un remanso de paz en medio de la ciudad, con el autobús a la puerta; como pusimos mucha arboleda previendo el futuro, queda muy recogido y con muchos sitios para estar y gozar de nuestro espacio exterior. Hermanas todo llega – aunque cuesta sus trabajos -y no digamos de gestiones administrativas…

Así que con estos y otros asuntos que tenemos pendientes, vamos caminando con la ayuda del Señor que nos acompaña siempre. “La queja” es que no hay tiempo para más … pero como dice el Santo Padre “Donde no hay amor, ponga amor y sacará amor.”

Pero lo principal, es no perder la paz y la confianza y mantener vivo el Proyecto común de la oración, fraternidad, formación, liturgia, etc.; lo demás se ira solucionando “por añadidura” haciendo eso poquito que está en cada una con la ayuda de Jesús.

Bueno queridas hermanas, ya os he compartido nuestra etapa pasada y nuestro camino a seguir. Confiamos en vuestra oración y seguimos juntas como federación en el momento que nos toca vivir apoyadas en El y en la Madre del Carmelo que con su Si alegre y generoso es siempre nuesto modelo y nuestro aliento en todo.

A las que habéis vivido estas situaciones de fusión … y las que estáis ahora en ello, os tenemos muy presentes y os decimos: Hermanas como decía S. Teresita :” Poco a poco, se puede mucho”. El esta siempre con nosotras y si no apartamos los ojos de Él, se nos hará todo poco. Ella nos quería valientes y entregadas por el bien la Iglesia.  La Santa Madre nos anima y nos muestra el camino. Buena Madre tenemos, que supo de andares, de negocios, de dificultades, pero con determinada determinación, siguió adelante siempre y nosotras sus hijas e hijos, somos el fruto de todos sus afanes.

Que el momento que estamos viviendo como Orden en la renovación de las constituciones, nos haga ahondar en lo esencial, caminar con determinación hasta llegar a la Fuente Interior del alma donde se encuentra TODO, Y se posee AL TODO.

Que el Espíritu Santo nos conceda los Dones que más necesitamos cada una y cada comunidad, para responder a la voluntad del Padre. Amen

CAMINEMOS, CAMINEMOS PARA EL CIELO…

       -San José y Santa Teresa- Zaragoza-

24 05 16, Altea, Hna Sidioly, Lo que más me ha llegado a mi hogar interior.

Queridas hermanas todas de nuestra Federación:

¡Alabado sea Jesucristo!

Empiezo con el saludo Carmelitano de las recreaciones.

Quiero compartir con vosotras, lo que más me ha llegado a mi hogar interior y que ha hecho resonar y renovar en mi corazón estos días del encuentro que tuvimos en Ávila del 6 al 10 de mayo. He retornado a mi comunidad muy contenta.

 El P. Miguel Márquez, lo organizó fenomenal, el Espíritu estuvo rondando estos sitios, con el buen ambiente que se percibía en cada momento puntual de nuestras tertulias. Es hermoso encontrarnos con hermanas de otros conventos, conocernos, compartir, reír, hablar y que no estamos ajenas a preocupaciones y ocupaciones similares, que vivimos en comunidad.

Aparte de la doctrina práctica que nos habló el P. Miguel, lo que más se me quedó grabado fueron los trabajos en grupos, los símbolos como la piña que nos trajo desde Italia para cada una y que luego en la Eucaristía en el momento de la ofrenda, cada una se acercó a ponerla donde mejor quisiera, ya sea en la Virgen, en el Sagrario o en el Altar y al finalizar la Eucaristía, nuevamente teníamos que recoger las piñas, pero de otra hermana.

 Una anécdota de una hermana: ella se había encariñado con su piña y nos compartió que al recoger y tener la piña que no era suya y tenerla en sus manos también era acoger los sueños, deseos e ilusiones de la otra hermana. Luego los garbanzos, las semillas de mostaza traída desde Belén, las imágenes de las ovejitas blancas y negras y también el símbolo de las infusiones, unas eran digestivas, otras para dormir, otras quema-grasa y cada bolsita tenía un mensaje del evangelio, después de compartir y escuchar con la hermana que estaba a mi lado sobre el pasaje, en voz alta se compartía lo que significaba y a mí me tocó el lavatorio de los pies “me invitaba a levantarme de mi comodidad. Y así cada una interpretaba las infusiones entre risas y alegrías.

 Por otro lado, las frases motivadoras concretas, que las tendré de píldoras en los momentos puntuales de mi vida.

“Reconstruir la casa interior, recuperar la vida humanizando la comunidad, recoger lo mejor de nuestra historia. Tocando un aspecto de la vida de nuestra santa madre, Teresa atraviesa las murallas para seguir un sueño y para mi ¿qué es romper las murallas hoy? Dios tiene una fecundidad escondida, pedimos vocaciones y no mimamos las que tenemos en casa, no es lo grave que no haya vocaciones, es grave perder la alegría de la vocación su frescura, si no hablas de corazón a corazón te mueres y la frase de una canción que escuchamos ‘vamos a Betania a sanar herida’” etc.

 Así mismo las preguntas que nos planteaba a compartir hablando con el corazón abierto.

Los dones y regalos en la fraternidad, alguna herida en mi historia y comunidad y ¿cuáles son los desafíos y retos?

Nos repartimos en grupo de siete hermanas de varios países, Perú, Colombia, Argentina, Ecuador, España y Bolivia y entre ellas teníamos una reliquia de NEMI la hna. Angels.

Se abrió un diálogo entre nosotras en confianza y clima de oración, nos escuchamos sin interrumpir y esto ha sido sanador, hubo lágrimas, risas y abrazos me he sentido una hermana de esta gran familia: ellas para mí y yo para ellas. He aprendido a escuchar, a acoger la vida de mi hermana.

Finalmente quedamos en rezar unas por otras.

Agradezco a mi comunidad de Altea por haberme permitido participar en este encuentro.

Gracias por vuestro sí de cada día.

Un fuerte abrazo lleno de cariño y bendiciones.

H. Sidioly

24 05 13 GODELLETA, Hna Juliana, Crónica encuentro interfederal de jóvenes carmelitas descalzas

Del 6 al 10 de mayo en el CITeS, ha tenido lugar un encuentro interfederal de jóvenes carmelitas descalzas.

Setenta carmelitas descalzas jóvenes procedentes de diversas comunidades de España, han dedicado esos días a orar y dialogar la realidad personal, comunitaria y de la Orden: los problemas, desafíos y esperanzas de nuestra vida hoy, motivadas y acompañadas por el P. Miguel Márquez, General de la Orden.

Dos motivaciones por la mañana a cargo del P. Miguel, disponían para el trabajo de la tarde: un breve espacio de reflexión personal, un diálogo en el Espíritu en pequeños grupos («espíritu de Nemi»), y finalmente una puesta en común a modo de síntesis de lo compartido.

Esta dinámica y la buena disposición de las hermanas, han propiciado un ambiente de mucha cercanía y confianza, que ha hecho posible la apertura a un diálogo sincero, profundo y con mucha humanidad. Se han puesto de manifiesto realidades comunitarias con mucha vida, donde se cuida la fraternidad, el diálogo comunitario y el cuidado de cada hermana; y también realidades comunitarias donde esto supone todavía un gran desafío que no se puede afrontar desde la soledad.

Como respuesta ha surgido el deseo comprometido de acompañamiento y apoyo recíproco, y la voluntad de encontrar los medios y caminos más adecuados para seguir cultivando lo que ha surgido estos días y cómo vivirlo en comunión con las hermanas mayores.

Otro momento significativo del encuentro fue una visita común al Monasterio de San José de Ávila donde se propició un intenso momento de oración en la Capilla primitiva, lugar que dio a luz la primera comunidad teresiana; y una vista a la Casa Natal de la Santa, donde invitadas por los hermanos, se hizo visita del Museo, de la Capilla de la Santa, y se compartió el rezo de Vísperas. La última noche hubo lugar para compartir en la explanada del CITeS una recreación muy festiva, al mejor estilo teresiano.

24 05 07 Villar del Arzobispo, Estrella, Presentación

Queridas Hermanas de la Federación,

Ante todo, ¡Feliz Pascua de Resurrección!

Tras haber pasado un tiempo prudencial desde que comencé el postulantado, les escribo estas letras para presentarme a cada una de vosotras a través de la Federación.

Mi nombre es Estrella, natural de Las Palmas de Gran Canaria, cristiana por el bautismo y por educación familiar. Al poco de hacer la Primera Comunión me alejé de la Iglesia y poco a poco fui perdiendo la fe. El vacío que dejó esta pérdida comencé a llenarlo con todo tipo de filosofías orientales y toda ideología relacionada con la Nueva Era. Esto comenzó alrededor de mi 19 cumpleaños y se prolongó hasta que el Señor salió a mi encuentro, por mediación de la Virgen María, un 19 de Abril 2021, tenía entonces 49 años. ¡Qué giro tan grande y hermoso dio mi vida a partir de ese momento!

En estos 3 años, desde que comenzara mi proceso de conversión, el Señor me ha ido conduciendo de forma suave y determinada por un camino que jamás pensé pudiera tener que ver conmigo: la vida consagrada.

Y aquí estoy desde hace 3 meses, de postulante, en un precioso Monasterio de Carmelitas Descalzas en Villar del Arzobispo, viviendo y orando con una maravillosa comunidad de 17 Hermanas, las cuáles no solo me abrieron las puertas de su casa, sino también las de su corazón. ¡Qué grande es Dios, sólo Él sabe cómo hacer todas las cosas y a quiénes junta en Su Casa!

En estos 3 meses, la batalla espiritual ha sido ardua y gracias al apoyo y amor de mis queridas Hermanas, a la Gracia del Espíritu Santo, a los Hermanos que me han asistido y gracias a vuestras oraciones, el Señor sigue teniendo mi humilde “sí”. Mi voluntad es que se haga Su Voluntad y cada día le pido que me mantenga fiel a Su llamada y que me haga dócil para que Él pueda llevar a plenitud la obra que Él mismo ha comenzado.

Queridas Hermanas todas, muchísimas gracias por vuestras oraciones. No se imaginan cuánto se sienten y cuánto me sostienen. ¡Qué gran regalo es la oración! Y aquí seguimos todos los hijos de Dios, orando unos por otros hasta que nos encontremos en la Jerusalén Celestial (y una vez allí, seguiremos orando por nuestros hermanos que aún peregrinan en el destierro).

Que Dios las bendiga a todas y a todos nuestros hermanos Carmelitas.

Un cálido abrazo para cada una de vosotras y quedo con el deseo de ir conociéndolas poco a poco (o como Dios lo disponga).

Con mucho cariño

Estrella de María (Carmelo de Villar del Arzobispo)

24 04 22 Godelleta (Hna Ana) Fusión Puzol-Godelleta

Queridas Hermanas, quizás os preguntareis cómo va el proceso de fusión con nuestras Hermanas de Puzol. Bueno, pues estamos dando pasos, iba a decir poco a poco, pero la verdad es que ambas comunidades nos estamos moviendo lo más rápidamente posible para que llegue a ser una realidad. Andamos bastante liadas, ellas haciendo obras para que al llegar nos sintamos lo más a gusto posible y nosotras adelantando el trabajo que supone cerrar un Monasterio; como  ya sabéis algunas que lo habéis vivido:

Pero hay algo que es más importante y valioso que los avatares del día y es ir creando lazos de unión y fraternidad entre ambas Comunidades. Es por eso que queremos contaros el encuentro que tuvimos el 10 de abril, Aniversario de la Inauguración de nuestro Monasterio. Este día invitamos a la Comunidad a pasar la tarde con nosotras. Sobre las cinco de la tarde, vinieron todas las Hnas. de Puzol que pudieron, estuvimos largo rato conversando en la sala de recreación y enseñando el Monasterio a algunas que no lo habían visto; luego fuimos a la Iglesia y rezamos juntas las Vísperas. Daba gusto vernos rezar y cantar juntas ante el Señor que nos está acompañando en nuestro camino. Y después ¡¡¡A merendar!!! Disfrutamos mucho y nos sentíamos en familia. La verdad, fue una tarde muy bonita ¡¡¡Ved qué dulzura, qué delicia convivir las hermanas unidas!!!. Luego la despedida hasta el próximo encuentro. Estíbaliz hizo una foto, con mucha discreción, como recuerdo de este encuentro que os adjuntamos. 

Bueno, por esta vez ya vale. Seguid pidiendo por todas nosotras para que este camino de fusión que hemos iniciado sea una bendición de Dios para ellas y nosotras. 

Tenemos un recuerdo y nuestra oración por las enfermas de las Comunidades y en especial mañana por la Hna. Irene de Algezares.

Un fuerte abrazo de vuestras Hnas. de Godelleta  

24 03 03, Albacete, Hnas Mª Yuly y Ana Belén, Curso Ruaj, 2

Queridas hermanas:
Somos María Yuly y Ana Belén. Acabamos de llegar de un viaje de formación en Ávila, y nos gustaría compartir la experiencia vivida.
Este encuentro era la cuarta sesión de un curso de formación que iniciamos el año pasado con el equipo Ruaj, y la segunda vez que se realizó de manera presencial.
Tuvimos una gran novedad: se unieron a nosotras un par de hermanas clarisas y seis hermanas benedictinas de diferentes monasterios del norte de España.
Lamentablemente, la coordinadora de formación, la hermana María Elena de Donamaría, no pudo asistir por circunstancias difíciles de su comunidad y tuvo que suplirla la hermana Patricia, presidente de la federación de Navarra, que puso su mejor esfuerzo para animar este encuentro «intermonástico».
La mayor parte de las participantes fueron llegando a lo largo de la tarde del domingo 25 al CITeS y coincidimos para la cena. Las benedictinas y clarisas se sumaron a nosotras a la mañana posterior.
La jornada se distribuyó de la siguiente manera: misa con laudes y desayuno. A partir de las 10 de la mañana nos reunimos en un aula de la planta 0 para recibir las clases impartidas por la Carmelita Vedruna Covadonga. Hasta la hora de la comida, teníamos dos sesiones de trabajo divididas por un pequeño receso.
Después del descanso de mediodía, retomamos las clases hasta las 19:30.
Terminamos el día con el rezo de vísperas y cena compartida.
El martes por la noche tuvimos una recreación en común en la que contamos anécdotas y chistes que nos ayudaron a romper el hielo y estrechar lazos.
En este encuentro de tres días, reanudamos todo el trabajo de introspección y conocimiento sobre nuestras emociones y la manera en la que afectan a nuestro cuerpo y a nuestras acciones y relaciones, y trabajamos para enfocarlas y vivir nuestra vocación con fe y salud. La dinámica nos pareció muy útil para vivirla a nivel personal y comunitario.
En el tiempo libre disfrutamos del paisaje abulense y visitamos los sitios Teresianos a pesar de las inclemencias del clima. Fue enriquecedora la compañía de otras hermanas de distintas órdenes y comprobar todo lo que tenemos en común, y cómo desde los distintos carismas caminamos juntas para buscar el rostro de Dios.
Estamos muy animadas y a la expectativa del próximo curso que tendrá lugar a mediados de abril.
Desde Albacete un fuerte abrazo, vuestras hermanas.

23 02 24 Puzol, Anna, Tocar y gustar cielo en este suelo

Hoy cumplo setenta años.
A esta edad, deseo la paz serena,
la esperanza y la confianza plena.
La realidad  de mis momentos
está envuelta de recuerdos
y de personas que ya se fueron.
Es el tiempo del gozo interior.
Tocar y gustar cielo en este suelo.

Me queda la alegría del amplio cielo,
La placidez de las caricias del viento,
el encanto de contemplar el mar.
Me recrea el cantar de los gorriones,
el vuelo de las palomas y el jardín en flor.
Cercano, el pueblo se expande,
bullicio de gente, vida trabajo y fiesta.

Cuando los años se acumulan,
me envuelve una gran soledad.
Conformada estoy en tu presencia,
tan amable y fiel.
Me pones semblante nuevo,
el que tendré en el gozo de nuestra eternidad.
Todo comienza en esta hora.

Cuando los deseos y proyectos se evaporan,
me quedas Tú, como realidad que me lleva.
Tú, llenura de mi existencia.
Confirmada y conformada vivo en ti.

Todo ha pasado tan velozmente.
Y espero serena lo que está por venir.
Nuestro definitivo encuentro,
el abrazo eterno.
No voy sola a tu encuentro.
En ti y en mí, llevo lo que amamos.
Abrazaré la plenitud de lo que has redimido.

Voy a ti llena de ti,
llevada por ti.
Llena estoy de lo que te llena a ti.
Nada se ha perdido de lo que Dios ha creado.

He aprendido a escuchar los corazones heridos.
Escucha compasiva, mano blanda,
toque delicado y sonrisa aliviadora.
“No se turbe vuestro corazón”.
He descansado la agitación y pasión en el amor.
En Dios amor.

Me queda el cielo, el viento, el mar.
El pueblo, la comunidad, la fraternidad.
Lo que he labrado, sembrado, cosechado,
el jardín, los gorriones y las palomas.
Todavía es demasiado hasta la desnudez total.
Llena de confianza, estoy a la espera de tu llamada
y el descanso final.