Archivo de la categoría: Uncategorized

23 03 10, PUZOL, Anna, ¿Cómo crece la confianza?

¿Cómo crece la confianza? Ella tiene una delicada pureza de alma y una exigida actitud que, la confianza, es sencillamente estar fiándose de Dios. Y nos fiamos en tanto que el amor lo configura todo en el ser, en mí, en el interior de cada corazón humano. El paso de Dios por nuestra vida nos clarifica, y se realiza en nuestro ser la frescura de estas realidades hondas, incisivas y santas: transparencia del amor, confianza, la esperanza y la fe.

La confianza no es una adquisición mía, no un logro, es sencillamente gracia y regalo de Dios. Dios ansioso regalador de bienes. La confianza crea una disposición interior que acoge con bondad toda la realidad que la vida nos depara, realidad serenamente aceptada. Amor y confianza se amalgaman para crear una armonía interior, que se sobrepone a lo puramente psíquico y temperamental, para obrar al estilo de Jesús; se impone hasta hacer sobresalir aquella verdad nuestra de hijos e hijas de Dios.

La confianza, envuelta en el amor, es un asomo del ser nuevo que somos en verdad por la redención de Cristo Jesús. La confianza pone tranquilidad y modera las ansias ante toda circunstancia, por adversa que sea. Confianza-amor, da un talante de serena y segura disposición que retira de nosotros el ímpetu de “yo hago”, para dejar paso al hacer de Dios: Él me hace, Dios nos hace. Dejarnos hacer.

Amor-confianza, es un caudal sereno que recorre el cauce con efluvio de vida de cielo en este suelo. La persona que vive del amor-confianza, crea un entorno de suavidad, alegría serena y felicidad relajada, proporcionando bienestar en el ser y en el entorno. Todo se vuelve sereno y tranquilo donde el amor y la confianza abren un espacio de acogida. Una fiesta continua es ser y vivir de confianza envuelta en amor. Confiar. Ante Dios, esperar confiadamente.

A lo largo de la vida, lo esencial ha sido aprender a amar y confiar, esto me ha sido vital para perder los miedos de mí misma, descubrirme y verme al desnudo, aceptarme en lo bueno y en lo malo y reposarlo todo en Dios. Confianza es sabernos en manos del buen Padre Dios. Al final, no es el temor ante un juicio, es la confianza que expulsa el temor y nos abre al seguro Amor que nos acoge para siempre. Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas”. (Pro 3,6-5)

23 03 03 PUZOL, Anna, Sentires del alma, 40

23 03 03 Anna (Puzol)

  • Para ser presencia amorosa con los demás, es menester descubrir la presencia del Amado en mí, realizándome en amor. Somos lo que vivimos dentro.
  • Cuando me descubrí encadenada, me horroricé. Dios tomó rostro libertador. Y solo Jesús pudo sacarme de los infiernos, me liberó y pacificó. Gozar la vida liberada es estar reconciliada y en paz. Y en acción para que la justicia del Reino se haga realidad.
  • Libertad deseada, luchada, conquistada, regalada. La libertad no encadena a nadie. Si estás cogida, aunque sea a una devoción, ya estás atada. La libertad va desnuda, libre, sin nada. La libertad solo ama.
  • A veces me dicen: eres valiente, eres inteligente, eres fuerte, eres intrépida. Cuando oro, sé que no logro orientar mi vida. Descubro mi necedad. Y  sigo orando para dejarme orientar.
  • Definición del amor: ¿Qué puedo hacer por ti? Y servir.
  • Cuando haces un servicio, hazlo bien y retírate. No esperes que te lo agradezcan. Y si lo hacen, di: Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer”.
  • Ruego a Dios que me regale la gracia de la fidelidad. Sin Él no puedo nada.
  • En el peregrinar de la fe hay pocos descansos. Y no mires atrás.
  • El bullicio dispersa y distrae. Orar es concentrar. Desea solo ser fiesta en Dios. Alegra el alma en el Amado.
  • Ansiamos ser amados y amar. Si no amas, te estás destruyendo. Ama y vivirás.
  • Amar es solo esto: Amar.
  • Tu sonrisa es una alegre paloma blanca, tu gozo sus alas, tu libertad su vuelo.
  • ¿Cuál es tu mejor rostro? Entra dentro de ti y mírate a la luz del Amado. Asombro de una belleza.
  • Amo la sabiduría, me pesa la carga de la necedad.
  • La Trinidad son ellos tres. Y no quieren ser sin la humanidad. Ya somos cuatro. Nadie es un “yo” solo.
  • La mística cura la distracción y la dispersión. En el recogimiento, atención a Dios. Él habita en tu corazón. La mística nace cuando te sientes mirada por Dios. Y llega a plenitud cuando amas y sirves.
  • Todo es gracia. ¿Expreso la alegría de lo que se me da? ¿Me vivo amada y agraciada? Todo depende de saber mirar cómo Dios nos mira. Y vernos como nos ve Él.
  • Nuestro corazón es un terreno. Que sea fértil y hacerlo producir depende de mí. Sea Dios hortelano y jardinero en mi terreno. El mejor fruto: el amor. La mejor flor: el servicio.
  • Esta mañana volaba. En pleno vuelo me cortaron las alas. La confianza es saber esperar, ver nacer nuevas alas y volver a volar.
  • ¿Será verdad una vida resucitada donde hay tanta siembra de muerte? Ya es verdad.  En la redención, Jesús lo ha hecho realidad.
  • Cuando se ama con pasión, se busca la correspondencia. Cuando se ama como Dios ama, solo se ama.
  • He quedado ciega cuando ya voy finalizando el camino. El resto a recorrer, lo camino con un bastón en la mano y Dios de lazarillo.
  • Es tan escasa la lluvia y tan seca la tierra que añoro pisar el frescor de la hierba verde y húmeda, olor a tierra mojada.     (14 – junio – 2021)

2023/03/03 DAIMIEL. Visita de Ntro. Padre Jesús Nazareno

Hna. FARA (DAIMIEL)

Mis queridas hermanas,

Espero que todas estáis bien con mucha esperanza para brotar como el retoño de la primavera que ya llama a la puerta….

Al regreso de la Asamblea,

          – mientras nuestra Santa Madre en Ávila, recibe la imagen de Jesús de Medinaceli, obra de Gerardo Morante Pozuelo que fue bendecida el 4 de marzo de 1948 por el Obispo de Ávila Don Santos Moro Briz.

Al cumplirse 75 años de esta bendición, se han celebrado con una Eucaristía en la catedral, presidida por Jesús García Burillo, Obispo Administrador Diocesano de Ávila, seguida de una procesión por las calles del centro de la ciudad arropada por cientos de hermanos y devotos, como ocurre cada Martes Santo y, llegó hasta la Basílica de la Santa, donde tuvo lugar un acto con nuestros hermanos, los Padres Carmelitas, para que la Archicofradía de Jesús de Medinaceli y sus acompañantes “ganasen el Jubileo Teresiano”.

Según la historia, la relación de la Imagen de Jesús y el Carmelo remonta ya desde hace muchos siglos:

       La cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno se fundó en 1598;

Pues nuestros hermanos carmelitas cuidaban a Ntro. Padre Jesús Nazareno hasta a los principios de 1615 cuando cedieron el convento a las hermanas carmelitas. Entonces desde aquel momento fueron “cuidadas” por Jesús y cuidadoras de Él, hasta nuestro traslado en el “cerro gordo”, hace 39 años.

Siendo pues este año 2023,  la cofradía de Ntro Padre Jesús que celebra el 425 aniversario de su fundación, ha tenido el detalle de dejarLo visitarnos y empezar con él y nosotras el Vía Crucis Cuaresmal de las Cofradías y Hermandades de Pasión.

Alegría y emoción con tan buen Amigo presente, con tan buen capitán que se puso en lo primero en el padecer, todo se puede sufrir; es ayuda y da esfuerzo; nunca falta; es amigo verdadero.

Mira otra vez nuestra vida, nuestra historia, nuestros rostros, el cuidado mutuo,…. un solemne memorial como si nos dijera “siempre juntos”. Todas emocionadas y supercontentas, hasta llevamos a nuestra hermana Gloria María ante Él.

Durante la mañana del sábado, nuestra Capilla se convirtió en el Refugio dónde el trasiego de devotos era reseñable. Todos nos compartían que era la primera vez poder ver a la imagen de Jesús tan cerca, “hácese a nuestra medida”.

Y en la tarde, estaba dedicada al arte de vestir a Jesús memorando a los hermanos y hermanas que Lo vestían durante siglos. Era la única monja que ha tenido la suerte de “ver a Jesús desnudito” y ayudar a vestirLe con túnica anterior a la guerra civil, datándose de finales del siglo XIX y siendo sustituida en el año 1935, bordada en hilo de oro sobre terciopelo morado por nuestras hermanas salvándose de la contienda civil junto con la túnica posterior en los sótanos del ayuntamiento y con la corona de oro más antigua que conserva….

A las ocho y media, daba inicio el Vía Crucis Cuaresmal organizado por la Junta de Hermandades, con los textos de Santa Teresa de Jesús en todas las estaciones, realizándose la primera estación en las inmediaciones del convento. Un Vía Crucis multitudinario y en el que el pueblo de Daimiel y las calles por las que procesionaria quedarían engalanadas al paso del mismo por sus residentes, acompañando a «su Jesús».

Rozando la media noche Ntro. Padre Jesús Nazareno encaraba de nuevo su Iglesia (nuestro convento antiguo) acompañado de miles de personas. Ahora Él ataviado con túnica «mora» lisa ya se encuentra en su hornacina donde diariamente mira a quienes se acercan a Él todos los días al Refugio (cuenta la historia que nuestras hermanas oían muchas veces sollozos ), escucha sus plegarias y está por todos.