Los santos del Carmelo, como todos los santos, son para nosotras guías que nos ayudan a comprender las indicaciones a veces difíciles de leer o de entender en el itinerario espiritual. Ellos son como hermanas/os mayores que ayudan a los más pequeños y los van llevando de la mano y educando para que aprendan a caminar y no pierdan la senda que conduce a la auténtica experiencia de Dios.

Es verdad que cada una de nosotras es un ser irrepetible y que las experiencias, por muy semejantes que sean, se encarnan en una historia diversa constituida por el propio ser, carácter, circunstancias históricas en las que se desarrolla su existencia.

Santa Teresa de Jesús   San Juan de la Cruz Santa Teresa del Niño Jesús Santa Teresa Margarita Redi Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein) Santa Isabel de la Trinidad Santa Teresa de los Andes