Inicio

Te damos la bienvenida. En esta página podrás conocer algo más de nosotras como Carmelitas Descalzas, de nuestra Federación y de la realidad de nuestros monasterios. Puedes acceder a la web de cada uno.

Nuestra Señora del Ahora. Me suena un título muy carmelitano para hablar de María. María nos enseña a vivir el tiempo. Nos conecta con el aquí y el ahora, el eterno presente de Dios: ‘heme aquí’… Fiat. Es la música de María en cada instante de su vida. Rezar a María trae consigo una gracia de presencia para nosotros mismos. Nos hace conscientes del valor de nuestra vida como protagonistas del plan de Dios, tierra fecunda para su siembra. María vivió cada instante de su vida sin escapar, sin huir, también en el no entender de los designios de Dios, guardando todo en su corazón, fue un ‘sí’ al anuncio del Ángel, fue pesebre en la no posada, fue aceptación en la pérdida del hijo, fue madre de nuevo dando a luz al hijo a una vida nueva al pie de la Cruz. 

La Virgen del Carmen es Santa María del Ahora, del Kairós de Dios. Escuela que enseña a vivir el tiempo. Nos enseña a vivir el pasado: a recordar el origen, la raíz, el amor primero, la ‘verdad de cuando niños’, el anuncio del ángel. A olvidar y soltar las seguridades pasadas en la confianza del cuidado de Dios, que va delante de ti. Y a caminar de comienzo en comienzo. Nos enseña a vivir el presente. A pronunciar la oración más sencilla: ‘Aquí estoy, Señor’. Recogimiento y reconciliación para centrar y simplificar la vida. Ser contemplativos con María es ser UNO en el ahora de Dios. Nos enseña a vivir el futuro con un corazón de Fe que atisba, que ausculta en medio de la dificultad y de la noche, la promesa y la esperanza de Dios. El alma de María es experta en creer que la vida resurge y resucita. 

Miguel Márquez, ocd