Inicio

Te damos la bienvenida. En esta página podrás conocer algo más de nosotras como Carmelitas Descalzas, de nuestra Federación y de la realidad de nuestros monasterios. Puedes acceder a la web de cada uno.

La Trinidad, he ahí nuestra morada, nuestra “casa”, la casa paterna, de donde no debemos salir jamás. El Maestro lo ha dicho un día: “El esclavo no permanece en casa para siempre, pero el hijo permanece siempre” (San Juan)

Santa Isabel de la Trinidad, El cielo en la fe, 2